DEFENDAMOS BUENOS AIRES la ONG Ciudadana más influyente de América.

DEFENDAMOS BUENOS AIRES la ONG Ciudadana más influyente de América.
Imagen Julio Cortázar uno de los inspiradores de Defendamos Buenos Aires. La Buenos Aires etérea e inabarcable de Borges, Cortázar, Sábato y Bioy Casares nos inspiró a crear Defendamos Buenos Aires el 28 de febrero de 2002.

28 de enero de 2016

Las Villas de la Droga Libre.

Dr. Javier Miglino titular de DEFENDAMOS BUENOS AIRES.

_ __________________________________

En los últimos tiempos los argentinos nos hemos acostumbrado a que cada día se hable en la Argentina de la inseguridad. Hilando más fino la mayoría de las veces que se habla de la comisión de un delito grave como una violación, un secuestro ó un homicidio; inmediatamente el hecho se asocia al consumo indiscrimado de drogas.
Adictos y narcos, compradores y vendedores hacen su tarea y poco a poco socaban la confianza y la paz social.
El último eslabón de la cadena de malas noticias viene por el lado de las villas miseria que cada día son más grandes y más numerosas, tanto en el Conurbano bonaerense como en la Ciudad de Buenos Aires.
Secuestros que finalizan a los tiros en la Villa Las Ranas ó en la Villa Carlos Gardel, en los barrios de Hurlingham ó Villa Ballester. Cocinas de drogas en la Villa 1-11-14, la misma donde el último junio jugaron un fulbito gente como Diego Santilli, Esteban Bullrich, Fernando de Andreis y otros legisladores del Pro. De modo que narcos, dealers y otros personajes peligrosos de la villa sintieron el alivio de que en caso de problemas judiciales tendrán conocidos, al menos del partidito de futbol celebrado previo a las elecciones legislativas, en Perú 160.


http://www.genteba.com.ar/politica/notas/pol_nota.php?id=4684


La Villa Ciudad Oculta y la mencionada lideran el número de homicidios violentos en todo el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.
Basta con charlar un rato con médicos del Hospital Penna para encontrarse con el infierno diario que deben vivir, curando heridos, recibiendo fallecidos y esquivando las balas que llegan hasta la puerta del nosocomio. Igual tarea puede llevarse a cabo con los empleados y médicos del SAME que saben que a las villas no pueden entrar bajo peligro de exponerse a perder la propia vida.
Desde el Jefe de Gabinete Anibal Fernandez hasta el último funcionario nacional conocen esta realidad, a la que tampoco es ajena la presidenta Cristina Kirchner y el Jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri.
Pero la violencia sigue in crescendo. Y la droga en alguna de sus variantes está presente en todos y cada uno de esos días violentos y a veces mortales.
Hace unas horas una chica que pretendió asaltar a un prefecto terminó en la morgue. Su compañera de andanzas tuvo un poco más de suerte.
Ante el homicidio los habitantes de la Villa 31, vecinos de la fallecida, atacaron en forma violenta y descontrolada todo lo que se puso a su paso. De milagro no hubo más muertos.
Mientras tanto los argentinos miramos azorados como la impunidad campea en las villas, como la PFA que en otro tiempo se llamó Policía Federal Argentina y hoy bien podría llamarse policía fantasma argentina, porque apenas unos pocos violentos son suficientes para poner a los uniformados en retirada y convertir a la Ciudad de Buenos Aires en tierra de nadie. El Ministro de Justicia Julio Alak, a quien nadie conoce por otra parte, jefe directo de las fuerzas de seguridad, mira de soslayo y con desdén.
Demasiados naranjazos en el rostro de todos nosotros que hace unos años oímos hablar de un programa gubernamental que se llamaba: "las villas libres de droga".
El día de hoy esos mismos asentamientos son conocidos bajo el apelativo: las villas de la droga libre.
Dr. Javier Miglino.


Fundador de Defendamos Buenos Aires.

ONG Defendamos Buenos Aires


Publicado en agosto de 2009. 
Hoy 28 de enero de 2016 prácticamente todo lo dicho se ha cumplido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario. Evitá los insultos y las injurias porque será inmediatamente eliminado.
DEFENDAMOS BUENOS AIRES.